23 oct. 2015

¡NO MÁS BOMBAS, SURCANDO CIELOS!




En tiempos remotos la ley del garrote, siempre el más fuerte imponiendo “sus dotes”, salvajes conquistas, exterminio de hombres, el puro egoísmo en causas con nombres. En nombre de Dios, de Libertad o Naciones, atrocidades bestiales ha cometido el hombre. Por propio peculio, creencias y valores, irracional confort a costa del pobre, alimentar a leones en la arena del circo, la cruz, el cadalso, el paredón o la hoguera, anti natura del hombre enquistada en la Era, qué destronar por la Especie no admite espera. Cuento de El Coco, para amedrentar a pocos, hoy que somos tantos se disfraza de Espanto, irradiando muerte destruyendo todo, pretendiendo seguir usurpando el mando, no se dan cuenta que ideas no mueren, la raza humana se sublevó, qué ya no habrá guerras ni intensidades que logren parar lo que empezó. Todos juntos no somos clavos que algún martillo pueda aplastar, creativos métodos del pueblo en lucha, como hermanos, movilizados en accionar, partió el alambre, que tanto dobla, se derrumban cimientes de lo irracional, en su caída dando zarpazos, la bestia herida hará mucho daño, en desespero por su final. Gritemos Juntos, retumbe el eco: ¡Ya no más bombas, surcando cielos!, sembrando fuego, matando gente, matando niños, matando sueños que a la ONU ni a la OTAN ofendieron.


MARIO MARTIN
16-09-2011

Foto de Internet