27 mar. 2016

CAUTIVO DE TUS VERSOS



Inmersos en estremecedor silencio mis labios mudos, suspiran vencidos, balbuceando cautivos, por el bálsamo que inspira el deseo de tus besos, y gritan, gritan en silencio, insalvables infortunios del desencuentro, prendados aún por el vacío de tus complementos, que encienden en mí firmamento remolinos arrasando con embriaguez transgresora mis cimientos, liberando locura de mis tormentos, para subir en la nave de mis sueños en gloriosas travesías a lo ancho de tu océano, salvando obstáculos y convencimientos, para llegar a tus costas y trepar  en el balcón de tus versos, deslizar entre tus sabanas y estrechar tu cuerpo en mi pecho, resbalar entre mis dedos la ternura de tus cabellos y sumergir mi mirada en tu mirada, con regocijos del adentro, liberando caricias para comernos a besos, mientras danzan nuestros cuerpos al ritmo erecto de tus ardientes pechos y entrelazan nuestros remos en tibios humedales del manantial de tus roces, impregnando mis manos y engolosinando mi boca, para en éxtasis, montar en ancas del delirio fundidos en el crisol de tus gritos, cabalgando al infinito, y quedar extasiados en tus remansas costas, y aunque se extravíe este mudo grito, habrá siempre otro, inspirado en tu mar, con tus letras de mágico brillo
 
Mario Martin
05.03.2016