22 oct. 2016

DESUNIDOS DOMINARNOS


Sentencias infundadas consagrándose en olvidos, ya los besos de la infancia y el amor con su cobijo, los viajes trascendentes palpando al infinito en un baile imaginario en escenarios desconocidos, de las manos dando rienda a lo más puro y lo sentido, no cuentan para nada, quedaron suprimidos, el veto compulsivo por tamiz del dogmatismo, los pecha improcedentes por un pensar distinto, y en un cerrar de ojos execrando los latidos, coloca al fraterno lazo que uniera a los amigos, con su amor condescendiente en el Saco de Enemigos, macerados por el odio al gustarnos otro equipo, que la enferma intolerancia no admite sea distinto, siendo víctimas inoculados de su virus, buscando lograr sus objetivos: dominarnos al tenernos desunidos.

MARIO MARTIN
21.10.2016