28 mar. 2018

DULCE LAGRIMA



Rompe el alma el regocijo viendo florecer de nuevo la ternura, refrescando los olores almacenados en el olvido, entre amores de inocencia y la naturaleza pura, entre seres conocidos a pesar de los abismos, que en esencia son la gota que remonta nuestra historia, y que lleva en sus entrañas un pedacito de nosotros mismos. Rompe el alma la distancia, con sus puntos y sus rayas trazadas por egoísmos, rompe el alma no tocarles, disfrutando de lo lindo, viviendo cada gracia desplegada en el camino, aunque feliz  por el prodigio, rompe el alma en dulce  lágrima, por no tenerles conmigo.

MARIO MARTIN
25.03.2018

4 mar. 2018

HOMENAJE Y DEMANDA DEL INDIO (Poema Completo) Pío Tamayo (Biografía)






Sangre en sangres dispersa,
almagre oscuro y fuerte
estirpe Jirajara.
Cacique Totonó,
-baile de piaches, rezo de quenas-
soy un indio tocuyo
yo.

Meseta brava y bella
que abre su arcada a los llanos
y sus patios a la luna;
patíbulo de Carvajal,
espinas de cardonales,
polvo y sol.
Altiplano tocuyano
que nutre su carne en jugos
blancos de cañamelar.
Y los hace sangre roja
en la flor del cafetal;
bueno y santo
por la madre,
y porque me enlaza hermano
del de la selva en Oriente
y del de la sierra al sur.


Yo llegué de ese altiplano
a avivarme en mis hermanos
los de la Universidad,
-savia en afanes quemada,
delirio del roble erguido-
y a rendirte mi homenaje
de indio triste
Majestad.
...

Beatriz del estudiante,
cetro de rebeldías,
corona de futuros;
bajo el patio de auroras de vuestro trono eres
la juvenil canción del amanecer.
El ensueño durmiente al amparo del alma
jubilosa y dinámica de la federación,
hecho viva esperanza
en tu luz de mujer.

Y digan con mis voces palabras de tus súbditos
que es tu reinado, Reina, el único que no hace
cesarismo anacrónico,
en esta nutrida selva de Guaicaipuro,
de Mara y yaracuy
y del equino trueno
de los cien mil corceles
sobre el que galoparon
libertadas naciones.
...

Y ahora, majestad,
con el sollozo esclavo de un jacaney rendido
el súbito presenta su demanda ante vos
descarnado de insomonios
se consume mi rostro
y los tiempos incrustan sus cauces en mis sienes.
Retornan a romper las obras de los montes
baladros caquetíos.

Se desatan los ecos de vencidos lamentos
y corren sobre el área salvaje de los llanos
o se extinguen muriendo en los senos intactos
de un Pacaraima hermético.

¡Me han quitado mi novia!
La novia que me quiso; ¡mi novia enamorada!
Palabras que se dicen con la pena infinita
de quien ya no podrá volverlas a cambiar...

Qué bien decirte tú,
como a mi novia, Reina.
En ti la miro a ella
y al mirarte me acuerdo...
Era de sol su carne y de un frágil metal.
El eco de sus voces era de acero azul.
Estaba hecha de alturas. A ti se parecía.

Yo fui su novio niño,
-ya lo hemos sido tantos-,
Cantar, correr, soñar,
en el soleado campo, en la vega porosa,
junto al lirio morado,
al laurel
y al signo rojo de las rosas.
...

¡Cómo me acuerdo, Reina!
Temblando bajo sombras la amaba con angustias.
En mis venas corrieron los miedos por su vida.
Y un día me la raptaron
un día se la llevaron.

Desde los horizontes,
allá donde hace señas de adioses el crepúsculo,
vi encenderse los últimos luceros de sus besos.

Aprestarse a la andanza, porque la hemos perdido
¡y salid a buscarla!
¡Mirar cómo levantan asfixias hasta el cielo
las crestas de los cerros!
...

Pero no, Majestad que he llegado hasta hoy,
y el nombre de esa novia se me parece a vos!
Se llama LIBERTAD!

Decidle a vuestros súbditos
-tan jóvenes que aún no pueden conocerla-
que salgan a buscarla, que la miren en vos,
¡Vos, sonriente promesa de escondidos anhelos!
Vuestra justicia ordene,
Y yo enhiesto otra vez,
-alegre el junco en silbo de indígena romero-
armado de esperanzas como la antigua raza,
proseguiré en marcha,
pues con vos, Reina nuestra,
juvenil, en su trono, ¡se instala el porvenir!

Pio Tamayo



BIOGRAFÍA
José Pío Tamayo Rodríguez nació en El Tocuyo el 4 de abril de 1898, su vida la dedicó a la poesía y a la lucha revolucionaria, no solo en Venezuela, sino en toda Centroamérica y el Caribe. Pío Tamayo fue un soñador y un emprendedor que siendo adolescente fundó en Barquisimeto una imprenta, una sala de cine y el botiquín “El Júpiter” que se convirtió en sito de reunión de intelectuales.

Pío Tamayo fundó una línea de transporte -la primera entre El Tocuyo y Barquisimeto- y trató de explotar aceite de tártago e indujo a los campesinos de la región a formar cooperativas. Todo esto lo intentó siendo un adolescente.

Cuando en el país se presentó la gripe española que hizo estragos en El Tocuyo, Pío Tamayo creó una especie de cruz roja que atendía a los enfermos y los dotaba de medicina. En 1925 llega a Costa Rica expulsado de Panamá, en donde participó en la huelga de los inquilinos. En Costa Rica dirigió los semanarios Avispas, Siluetas y El Mundo. Ya en esa fecha Pío Tamayo plantea la necesidad de un proceso revolucionario en nuestro país pero dirigido por el proletariado.

… José Pío Tamayo, el floricultor de hazañas. Fue encarcelado, en febrero de 1928, por la tiranía gomecista después que recitara en el Teatro Municipal de Caracas su poema Homenaje y demanda del Indio, en la cual solicitaba a la Reina de los Estudiantes Beatríz I, que invocara la libertad.

El precio de ese gesto fue la condena a muerte decretada por Juan Vicente Gómez, la cual se cumplió a cabalidad en las mazmorras del Castillo de Puerto Cabello, donde fue recluído en un calabozo que estaba por debajo del nivel del mar, hasta que la tisis concluyó con la poca vida que le quedaba. Fue entregado a sus familiares cuando los médicos le aseguraron a Gómez que estaba ya materialmente muerto. Sin embargo logró sobrevivir diez meses desde diciembre de 1934 hasta el 05 de octubre de 1935.

Su vida y su obra son de necesario estudio y reflexión en esta Venezuela en la cual se sigue asesinando y en la cual ahora las tiranías se revisten de democracia, para acometer los mismos desmanes que signan la historia de este expaís desde sus propios inicios. En sus papeles dispersos, Pío dejó una obra que traza un camino, una vía para construir un porvenir diferenciado, apartado, alejado de la historia caudillista aquí sigue rigiendo nuestros destinos.

Pío clamaba por una historia en la que se tomara en cuenta al pueblo-colectivo como agente fundamental, y en la cual la redención del hombre estuviese por encima de los intereses egoístas de las minorías dedicadas a satisfacer sus propias apetencias. Y por esa causa entregó su vida, dictó su escuela de idealidad avanzada y dejó, en sus escasos 37 años de vida, una lección y un ejemplo que es indispensable retomar en este tiempo duro y dificil que nos toca vivir.

Sin embargo, Pío Tamayo, sigue siendo un olvidado, un silenciado. Nosotros emprendimos su rescate desde el año 1983, al crear en la UCV, la Cátedra Libre Pío Tamayo, que cuenta hoy en día con 27 años de actividad ininterrumpida. Y entre 1984 y 1986 publicamos tres volúmenes de sus obras rescatadas. En la actualidad tenemos en imprenta el tomo cuatro y preparamos el tomo cinco, en base a los documentos del Archivo de Pío Tamayo que nos legara su hermana Clementina Tamayo.

Están allí a la espera de ser estudiados, leídos, discutidos, tomados como materia esencial para los planteamientos que tenemos pendiente en este tiempo de diásporas, frustraciones y continuas derrotas.

Pío Tamayo representa la persistencia y el compromiso que no se traiciona. Es señal de una conciencia que no tiene reparo en afirmar, como lo hizo: todos somos responsables de la existencia y continuidad de esta tiranía. Y una vez más, invitamos a leerlo, a conocerlo, a sembrarlo en esa necesaria conciencia colectiva que debemos organizar, multiplicar y poner en acción para ir en dirección a un porvenir distinto.
Fuentes:
http://www.reportero24.com/2011/02/05/soto-rojas-pide-trasladar-a-pio-tamayo-al-panteon/
http://historiactual.blogspot.com/2010/10/pio-tamayo-los-75-anos-de-un-asesinato.html