31 jul. 2016

DIAPASÓN DE LA VIDA


EN EL ASTILLERO


Un día más en el Astillero, terminando otra jornada, ¡Ironías de la vida!...o él precio a pagar, por equivocar el camino. Me pregunto, sí con el esfuerzo invertido, no tendría ya “un feliz destino”. Más sin embargo, alisto la barca para zarpar a la nada. No importan ya los logros obtenidos, si no podemos disfrutarlos, por, a criterio del otro haberlos constreñido, donde imperan por designio prioridades materiales que dejan los sueños dormidos, hipotecando la existencia tras un futuro, que en definitiva, no es el mío. El alma pide soltar cabos, izando las velas del libre albedrío, con el coraje de no llevar nada, dejando de lado apegos tan sentidos. Con conciencia de equipaje, y aunque el resto no sea fácil, es el precio requerido. Por eso,  me lanzo a la deriva,  cargado de ilusión por lo que no he vivido, sin que me queden dudas por haber hecho todo en salvar lo construido, hoy valoro más la vida y lo que me reste es para el disfrute con todos mis sentidos, renunciando a ésta “apacible y buena vida”, por no estar hecha a mi medida, dejándome llevar por la brújula del corazón en todo cometido. Por primera vez en mi existencia, estoy solo conmigo mismo, sin ser posesión ni sentirme oprimido, sin rendir cuentas del “tiempo perdido”. Puedo palpar el gozo de ser libre…para navegar tras el infinito, henchido por los vientos del amor y el humanismo, sin nada que lamentar, sin tener que echar nada al olvido. Hoy puedo irme tranquilo, por haber cumplido…dejando a todos con abiertos caminos, presto al llamado, cuándo quieran contar conmigo…pero es hora de velar por mí mismo, entregado, al son de  la música que dirija mi alma hasta donde no he podido. Seguiré mañana, calafateando el bote que conduzca a mi destino, sorteando tristezas y nostalgias…por los buenos momentos vividos. Dándome el coraje, para superar apegos, entendiendo mi libertad…está en el Astillero, y la decisión tomada, sin vuelta atrás, a pesar de que…a mis quereres aún los quiero.


Mario Martin
20-10-2013


Foto de Internet: http://2.bp.blogspot.com/-GK8-OVHB6FI/UEcFR4_XBRI/AAAAAAAAFSY/j8r8lMRa2xI/s1600/P1120667.JPG

20 jul. 2016

FECHAS MARCADAS



Parece mentira, jugarretas del destino nos remuevan con celadas la calma conquistada, al sorprendernos, desatando torbellinos con fechas marcadas, anudando la garganta, nublando las ventanas, juntando salpiques en gotas escurridas del alma, unas dulces, celebrando el deseado envejecer juntos con copas que brindaron corolarios por metas logradas, otras amargas, por lo efímero del sueño, juntándose con ello dos fechas en una lágrima, el regocijo del recuerdo y  el dolor del no haber sido.  

MARIO MARTIN


16-07-2016

10 jul. 2016

SEPIA DE MIS ANCESTROS


Argenta oxidada,
que aún redivives la imagen desleída
en sepia de mis ancestros, 
otrora ennegrecida en haluros de plata, 
desnudando instantes memorables
cayendo cual cristales en cascada, 
transbordando las fronteras de los tiempos 
por el orificio de su membrana,
para traernos escapando del olvido
a la guanches del Teide,
con sus torrentes de lava,
que vino a nosotros en simientes
de la valiente mujer lozana,
que en mágica aventura
lanzase allende los mares, 
persiguiendo horizontes 
con su orgullosa mirada,
contraviniendo arcaicos preceptos, 
construyendo mañanas
con el alba a sus espaldas,
atravesando el océano
para encallar en tierras de gracia,
y echar raíces en faldas
de nuestro amado Wuaraira



MARIO MARTIN
10.07.2016


En la foto: ELENA MARTIN CONTRERAS y CÉSAR NORBERTO MARTIN CONTRERAS, mi abuela y mi padre.