27 ene. 2016

BRIZNA ENCENDIDA, PASTO Y VIENTO


Escapada planeando en torbellinos del tiempo, la brizna humeante de incandescente brillo, logra posarte en reunión de momentos, sobre secos pastos de estériles pretéritos, marchitos de romper equilibrios con insaciable egoísmo, y ahora, tiemblan, viendo que la incipiente llama se ha convertido en potente amenaza, gracias a furores del viento, creciendo de forma extraordinaria en purificadoras lenguas de fuego, pulverizando a su avasallante paso, mitos y fortalezas de viejos estamentos, haciendo cenizas riesgos, por anti-naturas de imperios, de retornar al comienzo de la vida en sus comienzos, para abrir en su lugar esperanzas, en fértiles campos donde germine la Especie su perfección en continuo movimiento, marcando en la historia un singular nuevo comienzo.

MARIO MARTIN
25.01.2016