28 sep. 2015

TAN SOLO CIERRA LOS OJOS





Alma poeta, los ecos de tú ser desesperado despiertan en mí el deseo de llenarlos, volando en fantasías para la sed saciarnos,  y disfrutarnos el momento sin desesperarnos. Tan solo cierra los ojos y siente, como logro mis poros con los tuyos juntar, placenteros en su atracción gravitando, embriagados en tu néctar vital. Envolturas en su despertar avanzando, sedientas de tu cálido contacto, el ritmo caliente del aire aumentando, y ¡el tórax, a punto de reventar!, con la irresistible atracción de nuestros labios, la ternura acelerada y el arrebato, por acoples de cóncavo y convexo, luchando por no quedar sin contacto.

Mario Martin

04-01-2011