30 oct. 2015

BRUJAS




El oficio ancestral de la mujer en el cultivo mientras el hombre se dedicaba  a la caza, dio origen a que ellas, garantes de la Especie, pudieran observar naturales propiedades cultivando sabiduría sin igual, siendo de todos referente al su opinión consultar, en curación de enfermos, problemas domésticos o arbitraje conyugal, convertida en respetado personaje del ámbito social. Pero el “cristianismo” del Conclave no podía tolerar, la competencia insuperable de la sapiencia ancestral, por imposibilitar imponer sus dogmas y al hombre poderle dominar, entonces, en el nombre de Cristo, la Espada y la Cruz, comenzó el suplicio de la mujer avanzada, siendo prófuga buscada por el inventado delito de que ¡con el diablo se acostaba! Así, las dóciles prisioneras a la saciedad torturadas, lograban “confesar” el “maligno” pacto, y con la Bula del Papa el Tribunal sentenciaba: ¡VIVA EN LA HOGUERA SERÁ QUEMADA! Pasando al olvido sus infinitos crímenes, quedando impunes con “un aquí no ha pasado nada”. Será que ahora no es delito, que es célibe el diablo o no le gustan las mujeres, será que la sotana inquisidora concilió con Satanás. Quién pagará estos crímenes de lesa humanidad, cometidos por ignominia del Poder y la ignorancia. Hoy en que todos recuerdan a las Brujas por el comercial día de Halloween, extiendo mi pesar, saludando solidario a aquellas escapadas en sus genes, que cual Diosas subconscientes, cultivan el Amor en nuestra Especie HONRANDO LA MEMORIA DE LAS “BRUJAS”, SABIAS MÁRTIRES MUJERES.

Mario Martin
30-10-2015

Reedición de Poema del 20.01.2011

Foto de Internet