13 abr. 2016

NUESTRO MÁGICO REFUGIO


Naufrago de mis emociones, desatinando el rumbo con turbulencias y remolinos, desesperado, añoro la brisa cálida que conduce al balcón de nuestro mágico refugio, buscando paz, tras el Saxo melodioso acompasado con tus versos, extrañando un té quiero, acuñado en tu pecho, en latidos del alma y aroma de tú piel, mis sentidos enloqueciendo, para recorrernos, encendiendo el aliento en humedales temblorosos de nuestros besos, regresando a tus sueños, hechizados por la luna y su cómplice brillo, despertando en tu brazos con el gozo salino, habiendo disfrutado la hermosa melodía de tus caricias y de tu cuerpo.

MARIO MARTIN

11-04-16

Foto bajada de la Red