26 jun. 2016

ENTRE PLUMAS Y PELOS


Yo partí de ti muchas veces con los años, pero fue tan difícil, con cada amanecer cuando mis ganas quemabas tatuándome la piel bajo el cobijo, para morir de nuevo al buscar tus huellas en tardes de ausencia, dejando en mí tú clara esencia descubierta, y sin embargo, terco, al sentir tú aliento en mi pecho regresar de nuevo al calor de tu hoguera, para rondar la demencia en presentimientos, sin entender que amarnos no basta y construir mañanas nos es negado sueño, que el terruño en qué se fundan nuestras vidas, para uno es cielo y para el otro suelo, porque somos diferentes, y eso, lo lamento, no podremos cambiarlo, al nuestra naturaleza requerir diferentes alimentos, abre ante nosotros el camino recto de las anchas praderas y el firmamento para el vuelo, para llevar el bonito recuerdo de un amor envuelto entre plumas y pelos.
   
MARIO MARTIN

26-06-16