5 jun. 2016

ESE TIEMPO TAN NUESTRO



Ese tiempo tan nuestro, cual reloj detenido contando el olvido de sus lapsos, ese, qué cubre de enredaderas las lumbreras y sumerge la alcoba en el vacío, qué cuenta la tristeza de la lluvia, cuando tanto ha llovido, para sin llegar a llanto convertir en lienzo lo vivido, ese qué, bien lo sabe, marca el demasiado tarde para extender la mano, cuando alucina tratando en vano de engañarse, porque el río aún sin agua sigue su cauce, y la espiga quede temblando aunque el viento pase. Ese tiempo tan nuestro, quedará entre nosotros cual perfume flotando, aunque celebremos nuevos brindis por la vida en otros bandos.  

MARIO MARTIN

05-06-2016