1 may. 2015

EN BALTIMORE, EL AZABACHE RECLAMA


Tiembla el alma de impotencia conteniendo la rabia, nuevamente arremete el Kukuxklán contra la raza originaria, a mansalva impune con prepotencia inhumana, otra vez tiñe de sangre el Apartheid las calles, con el purpura de la esclavitud afroamericana, ahora, con el apoyo del blanco negro de la Casa Blanca ¡Hasta cuándo el pobre azabache reclama! ¡Hasta cuándo enseñoreada la injusticia se ensaña! ¡Será Freddie Gray, fósforo que incendie el hartazgo de la masa! ¡Cuándo será qué el blanco pueblo y el pueblo negro se unirán en banderas de salva, para de una vez y por todas, acabar con el sistema que al mundo desangra!

MARIO MARTIN

01.05.2015