16 dic. 2014

SOLEDAD




Soledad, propicia ventana a lluvia de meteoros que rompen las barreras transformando sonidos en absoluto silencio, para danzar en la nada formando hologramas con lo que piensas. Soledad y silencio, proyectando multitud de veloces ideas, que al ser vistas desde otro ángulo, como quien observa, sin hacer causa, emitir juicio o intervenir en ellas, permiten hallar el orden en el caos con que la mente nos atropella, para descubrir que – soledad – no eres algo que nos pasa, eres nuestra interior y propia naturaleza, eres el bendito santuario de éxtasis donde brota la fragancia de pétalos abriendo del corazón que despierta, con el devenir dialéctico entre la conciencia e inconsciencia en el espacio que admite solo tu presencia.


MARIO MARTIN
15.12.2014