9 oct. 2015

TRAJES






Reconocer por doquier los rasgos modelados de todos los que hablaron y punzadas te dejaron, confeccionadores de trajes que sobre ti tallaron los surcos de un rol que te encomendaron sastres homogenizadores de diseños y colores, que a veces contratados tras modelos y valores, y otras con intervenciones del conglomerado, lograron el cartabón para ti prefigurado, con zurcidos, ajustes y actualizadores retoques, impidiéndote ver la belleza natural en la desnudez que escondes, haciéndote creer que "eres", lo que sugiere tu traje, para actuar así en concordancia con “tus” razones. Pero más temprano que tarde, hiladas de conciencia te irán llevando, a cuestionarte el almidonado y pesado “uniforme”, para al desenhebrar los hilos que lo conforman, descubrir los patrones que lo componen, y al valorar su causa en tus frustraciones, asumir que siendo tu misma, no importando las valoraciones, te harán realmente feliz con la autenticidad de las sin razones.


MARIO MARTIN
Poema del 9-5-2011, reeditado en Prosa