23 oct. 2015

REPICANDO ECOS POR KUEKA



Repico en el virtual espacio la furia de mis cueros, con impotente rabia que recogen los clamores del eco, venido de verdes infinitos y saltos de agua, reclamando injusticias que no resarcían, mientras Taure el gran abuelo agonizando yace con el alma solitaria y la Etnia llora la ausencia por secuestro de su amada abuela Kueka, entregada al extranjero con el contubernio apátrida, exhibiéndole desnuda en el parque de los reos, violando los designios del Dios Makunaima, al separarla de su amado eterno, sumiendo en profundo dolor a nuestros hermanos Pemon y sus ancestros , al ver que el despojo en la práctica, con impunidad sigue aún existiendo.

MARIO MARTIN
23-10-15


ANTECEDENTES DE UNA EXPOLIACIÓN

En 1998 fue extraída ilegalmente de nuestro Parque Nacional Canaima, al sur de Venezuela, una piedra de jaspe de 30 toneladas de peso y un volumen de 12 metros cúbicos. Esta piedra, conocida con el nombre de Kueka, es una de las reliquias ancestrales más importantes del pueblo Pemón, comunidad indígena que habita la zona desde remotos tiempos. En su cosmogonía un joven Pemón llamado Taure Pam, fué atraído por la joven más bella de la comunidad Macuxi, y enamorándose ambos, vivieron el encanto del más puro idilio, y al casarse huyeron a las profundidades de la selva, por haber irrespetado las normas establecidas por Makunaima, dios celoso y estricto Pemón, quien decía que los pemones se debían casar solo entre ellos, al igual que los Macuxi. Makunaima, al encontrarlos les dijo: "Awarokuruu ...Amoro aukowamumo Chokroro tatapiche anapo daro..." (¡maldito eres, vivirás siempre abrazado con tu esposa!) ya que su amor es tan grande, estarán pues eternamente juntos, y soplando al viento esta oración, los esposos fueron convertidos en grandes piedras de jaspe.
La piedra Kueka-Abuela fue sacada de su sitio original por el artista alemán Wolfang Von Schwarzenfeld, mediante una "donación" ilegal otorgada durante el gobierno del Presidente Rafael Caldera en 1998 con la corrupta complicidad del presidente, para aquel momento, del Instituto Nacional de Parques (Inparques), Héctor Hernández Mujica, y el encargado de Negocios de la Embajada de la República Federal de Alemania, Hans Peter Pliska  para ser llevada a Alemania, donde fue tallada, pulida y expuesta como parte de un proyecto llamado Global Stone y se exhibe en el parque Tiergarten de la ciudad de Berlín, donde fue fichada con el nombre del Amor, acompañada de otras piedras sustraídas en distintas latitudes del planeta, fichadas con los nombres de Despertar, Esperanza, Paz y Perdón . Este acto representa un irrespeto a la cultura y al pueblo Pemón, que califica el hecho como secuestro, tortura y muerte de un ser sagrado de su comunidad y reedita las prácticas coloniales de tiempos pasados, cuando los países imperialistas tomaban el patrimonio de los pueblos americanos (y del resto del mundo) y se lo llevaban sin atender a sus derechos ancestrales ni a acuerdos internacionales.
El pueblo Pemón ha expresado su reclamo y su dolor, desde que logró retener la salida de la piedra por más de dos meses en el km 88 de la carretera de la Gran Sabana. Luego han efectuado manifestaciones frente a la embajada alemana en Caracas y han iniciado gestiones ante instancias gubernamentales para solicitar su retorno inmediato, pero aún el Instituto del Patrimonio Cultural como ente gubernamental responsable del patrimonio cultural venezolano, continúa trabajando para resarcir el daño causado al pueblo Pemón y lograr la repatriación de este bien. Para ello se han realizado gestiones diplomáticas a través de la Cancillería y se denunció el hecho ante el Ministerio Público para determinar las responsabilidades penales a que hubiere lugar.
Kueka-Abuela es parte del patrimonio natural venezolano y ha sido declarado Bien de Interés Cultural. Además, forma parte de Canaima, parque declarado Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO en 1994.

Fuente básica modificada y complementada: http://www.ipc.gob.ve/index.php/acciones/piedra-kueka