30 oct. 2015

SALINOS DESEOS, ENTRE MAR Y CIELO





Desde los vahos húmedos en la cumbre de mi Ávila, caricias del fresco viento en el pretil de rocas de verde alfombra, me sumerjo recorriendo abismos entremezclados con bellas formas, hasta alcanzar intensos azules, bañando de blanco sus bordes, y avizorar destellante reflejos que entre rojos y naranjas van separando azules definiendo a lo lejos el mar y el cielo, mientras mi mirar sucumbe en los recuerdos que el poniente enciende con mágica locura, al saber tras él la piel de tu frescura, embriagando la cálida orilla bañada de espumas, tendida irradiando el nácar de tus vértices posados de luna, derramado en salinos deseos, que atraen el torbellino de mi pasión y ternura, abrazando tu cuerpo en sensual fantasía de placer exquisito, hasta quedar extasiados fundidos del alma, mientras la brisa llama, despertando tú Mar, despertando mí Ávila.

MARIO MARTIN
30.10.2015

Foto bajada de Internet