15 nov. 2014

EL HOMBRE Y EL LEÓN (Moraleja)


EL HOMBRE Y EL LEÓN  (Moraleja)

El indócil León, andando a sus anchas por la selva
Presuntuoso preguntaba, ¿quién era el más Fiera?
Todos temerosos contestaban El Rey, y que, él era
Pero más poderoso era el Hombre, que se supiera

Su Ego vanidoso y herido, no admitía qué así fuera
Decidió buscar al hombre,  para precisar quién era
Viendo al Rinoceronte, pensó: ¡Qué gran fortaleza!
Le indagó si era el Hombre, este dijo ¡Eso quisiera!

En su búsqueda impetuosa, consiguió un gran Oso
Tan feroz y poderoso, pensó, quizás el Hombre era
Al preguntarle, éste dijo: ¡No soy! ¿Quién pudiera?
Desconcertado prosiguió indagando, quién supiera

En su extenso caminar encontró un Gorila enorme
Fuertes brazos, rostro iracundo, ¿Será el Hombre?
Al inquirir, este le dijo: ¡No mi amigo! ¡Ni soñando!
¡No creo, exista otra creatura que pueda igualarlo!

Así  preguntó a la Jirafa, al Elefante y otros cuantos
Sin poder imaginar, qué “Bestia”, estaría  buscando
Si no son nada los “atributos”, al estar comparando
¿Cómo será el hombre? ¿Será un ser tan malvado?

Finalmente ya cansado,topó con un viejito, asustado
Le dijo: ¡No te cómo, si me ayudas, con lo buscado!
¡Busco al Hombre! ¡Sabes tú ¿dónde poder hallarlo?
¿Al Hombre? ¡Claro! ¡Yo te voy a ayudar a atraparlo!

Y el León haciendo caso, se trepó al árbol indicado
Quedando  fuertemente, entre sus ramas enredado
Vino el viejo y le dijo: ¡Soy el Hombre!¡Mi estimado!
¡Te perdonaré, porque conmigo, no has almorzado!

Queda la moraleja:  Que no es la fuerza lo indicado
Más vale la inteligencia, que ser  grande o malvado
La  reciprocidad, es justicia, con quien te ha tratado
Por Fin!, Colorín Colorado, el cuento, ha terminado.

MARIO MARTIN
15-11-2014

Foto de Internet