22 nov. 2014

OLGA


OLGA

Mi tierna niña, creadora de sueños, en tu imaginario de primera infancia ya ideaste a “Amarillo”, aquel personaje que después de escalar largos caminos, compraba ¡Un “Bolival” de Pan! Te me hiciste mujer, libre como el viento, con tu mochila en espalda, transitando horizontes del viejo mundo, contrastando ayeres con hoy, nutriendo alforjas de vivencia y saberes, navegando en curiara bajo bóveda celeste, cultivando humanismo, comulgando con gentes, regando mundos con tu Ser natural.  Ayudando a dar a luz, bajo techo de palmas, a la indígena madre que te bendijo: ¡Dios te Bendiga mi Santa! Abriendo caminos, mujer de avanzada, erguida, digna y sabia, con dedicación y constancia, dando amor sin arrogancia, con nobleza y bondad. Cuenta conmigo, mi hija adorada, que por ti la vida me atrevo a dar. 

Mario Martin
06-10-2010

No hay comentarios.:

Publicar un comentario