10 nov. 2014

GUARAIRA REPANO


GUARAIRA REPANO

Majestuoso e imponente, te eriges guardián,
testigo impávido de nuestra gloriosa historia,
en hombros de quien me enseño a caminar,
en mi primera infancia, te fui a visitar.

Mudo confidente al que busco expresar,
tormentos, pasiones y cuanto pueda dudar.
Eslabón que permites a mí mismo encontrar,
proporcionándome la fuerza para continuar.

Símbolo inequívoco de mí ciudad natal,
cuando dejo de verte y estas a lo lejos,
arranca mi corazón con furia vital,
por recuerdos que se hicieron viejos.

El día que muera, en ti mis cenizas quiero,
para junto contigo poder observar,
todos los cambios que van a operar,
haciendo ecos, en el continente entero 

MARIO MARTIN
Agosto – 2004



GUARAIRA REPANO  Voz de la etnia Caribe para referirse a la Sierra Grande o Lugar de las Dantas, que separaba del mar al Valle de los Caracas, nombre de las tribus que lo poblaban, y que dio origen al nombre de nuestra ciudad.  En tiempos de la Colonia, era conocido, entre otros nombres, como Sierra del Norte o Montaña a la Mar, hasta que en 1795 al morir Juan Antonio Ávila, un hacendado que tenía propiedades en la misma, y por lo cual  ya era costumbre referirse al “cerro de Los Ávila”, fue que se "oficializalisó" el nombre “Cerro El Ávila”, y que tuvo vigencia hasta mayo del 2011, cuando mediante Decreto Presidencial, el Presidente Hugo Chávez,  por sustituyó, haciendo justicia a nuestras raíces ancestrales, por su nombre indígena Guararaira Repano.


Foto de Internet