22 nov. 2014

MARIO ALEJANDRO


MARIO ALEJANDRO

Me pides un verso y reflexiono:
Porqué antes no me nació hacerlo
Cuando ya, es inspiración vivir contigo
y admirar como creces, un motivo.

Eres el Benjamín de los míos
Como yo fui el de los nuestros
Lamento El Viejo, no pudo conocerte
antes de abandonar su cuerpo.

Mi sangre en ti, mi último perpetuo
De la Elena, el Alias y sus genes
también por ti, seguirán existiendo
Con la honra de su buen ejemplo.

Estas dejando de ser un niño
la pubertad ya asoma en tú camino
Con lo que llevas, estoy tranquilo
Buena mochila, para labrarte destino.

No hay respuesta que te conforme
No hay obstáculos, a lo que te propones
No hay persistencia que abandones
Regalo de tu madre, en tus provisiones.

Natural simpatía de fácil interacción
Fluida inteligencia para la comparación
Asombrosas conclusiones e imaginación
Admirable raciocinio de tu abstracción.

La pasión por los deportes
El football, la pelota y la natación
El dibujo a mano suelta y juegos de Shalom
Ocupan buena parte de tu dedicación

Solidario y comprensivo
Del débil y la justeza, siempre defensor
Cariñoso y generoso, además de contestón,
hacen que te quieran, amigos a montón

Agradezco a la vida, la premiación
A la edad que hoy tengo, otra Bendición
Orgullo de que tengas, un noble corazón
Conciencia que se forma en el amor.

Espero siempre tengas presente
Que soy tu padre y también tu amigo
Que la confianza que nos tenemos.
Permitirá siempre, abrirnos caminos.

Y al cerrar este, mi primer para ti verso
Quiero expresarte, un orgulloso Te Admiro
Con amor darte, un Dios te Bendiga mi niño
Gritarte también, un eterno Te Quiero


MARIO MARTIN
11-09-2011